La adversidades de la vida y una enfermedad no fueron suficientes para detener a esta artesana

Kusko Asunta Pelaez

"Después de ser diagnosticado con una enfermedad debilitante, este artesano peruano encontró algo que ningún libro de autoayuda podría ofrecer. Le dio mil razones para vivir"

Kusko Asunta Pelaez

Un poco de mi Historia

A través de sus intrincadas piezas de vidrio pintadas a mano, Asunta Pelaez cuenta una historia sobre cómo superar los desafíos más difíciles de la vida. A través de su papel como empresaria, transforma las perspectivas globales sobre el lugar poderoso de las mujeres en el mundo de los negocios.

Incluso cuando Asunta Peláez se enfrentaba a la muerte, no podía evitar la sensación de que sus asistentes de taller dependían de ella para su sustento, y sus clientes de KUSKO esperaban nuevos diseños.

En medio de su enfermedad, Asunta encontró consuelo en sus primeros recuerdos, el tiempo antes de la muerte de sus padres cuando ella era una niña. Ella recuerda las ricas artesanías que llenaron el hogar de su infancia. Ella recuerda su temprano amor por la pintura y el dibujo. Encuentra alegría en los primeros encuentros con su marido. “Me cortejó a través de su arte”, dice, vinculando el amor a la creación artística en la viveza de su memoria.

Una de sus experiencias más difíciles fue cerrar su taller cuando los costos médicos de sus tratamientos se volvieron demasiado altos.

Aunque su familia la animó a reabrir y KUSKO prometió apoyarla durante el proceso, la verdadera razón por la que Asunta decidió volver a trabajar no tenía nada que ver con su propia situación.

Descubrió que las colaboradoras con las que había trabajado estaban siendo explotadas en otros talleres.

“Era mi deber rescatarlos”, dijo. “Es por eso que decidí volver a mi taller”

La voluntad verdadera nos puede llevar a donde queramos

Kusko Asunta Pelaez

Si la enfermedad amenazaba con acabar con su vida, el arte le dio la fuerza para luchar por ella. Sus artesanías capturan la belleza y la precariedad de la existencia. Nada se puede dar por sentado porque nada es permanente.

Este equilibrio entre fuerza y vulnerabilidad es evidente en los delicados motivos que están pintados sobre marcos de madera maciza y los frágiles espejos de cristal que llevan las marcas de una mano confiada.

Asunta puede ser una pionera en el mundo en desarrollo por la forma en que ha transformado su oficio en un negocio vibrante, pero también expresa una profunda gratitud por las fuerzas que han dado forma a su vida artística y económica.

Ella le da crédito a su esposo por haberle enseñado todo lo que sabía sobre el vidrio pintado al revés. Ella expresa su profunda gratitud a KUSKO por permitirle pagar sus tratamientos y emplear a otros artesanos, mientras la apoya a través de esta experiencia.
“Solo a través de mis espejos y dibujos encontré lo que nunca pude encontrar en ningún libro de autoayuda: miles de razones para seguir viviendo”.

Estamos orgullosos de apoyar a esta artista femenina que nos muestra cuán expansivo puede ser el papel del emprendedor.

Compartir ese artículo en:

Productos seleccionados

Tu carrito está vacío, ir a la tienda