Cuando la vida dio un giro aterrador, esta diseñadora de joyas peruana no apartó la Mirada

Kusko Patricia Jara

"Con una lucrativa carrera en derecho durante una época de dificultades económicas y escasez de trabajo en Perú, Patricia Jara decidió arriesgarlo todo por un oficio que amaba. Fue este oficio, junto con el apoyo de su familia, lo que la ayudaría a atravesar el período más angustioso de su vida."

Kusko Patricia Jara

Un poco de mi historia

Dicen que una persona encuentra la manera de viajar de regreso a los lugares y momentos en los que más amaba la vida”. dice Patricia Jara. Y ella sabe un par de cosas sobre sacar fuerzas del pasado. Su vida ha estado llena de giros y vueltas inesperados. Pero a través de todo, ha habido dos constantes: su fe inquebrantable en el arte y su conexión con las personas que ama.

Aunque el entrenamiento formal de Patricia fue en la profesión legal, donde tuvo un trabajo de oficina agotador con horarios bien definidos y altas expectativas, cuando reflexiona sobre su pasado, tiene una cualidad soñadora, más adecuada para el lado artístico de su alma. Estos primeros recuerdos tienen lugar en la ciudad peruana central de Huancavelica.

Me tumbaba en la hierba, rodeada de naturaleza, observando las flores y el movimiento de las nubes blancas en el cielo azul. fue tan hermoso Podía sentir el viento frío alborotando mi cabello y acariciando mi rostro mientras atrapaba alguna que otra hoja caída. Puedo cerrar los ojos y volar en el tiempo

Si su vida hasta ese momento había estado determinada por los rígidos dictados de las horas facturadas y las reuniones con los clientes, su nueva vida operaba de acuerdo con un marco temporal completamente diferente. No podías cronometrar horas cuando se trataba de inspiración artística, y ahora se dedicaba a torcer el metal en pulseras y aretes, encontrar y engarzar piedras preciosas, viajar a ferias artesanales en Perú y en el extranjero.

“Me sentí libre”, dice Patricia. “De repente, comencé a plasmar mis ideas en papel y me inscribí en todos los cursos de capacitación que pude encontrar sobre creación y técnicas de joyería”.

Pero toda esta euforia se detuvo abruptamente un día de 2016 cuando Patricia se despertó, vio una luz blanca intensa que brillaba sobre su cabeza y se dio cuenta de que no podía mover sus extremidades.
La vida artística que había llegado a dar por sentado de repente parecía imposiblemente fuera de su alcance. El desafío de enfrentar cada nuevo día consumía sus horas de vigilia. Y su mayor preocupación era que todos esos años de formación, joyería y creación artística se perdiera, que se olvidara de todo lo que había aprendido con tanta pasión y esfuerzo.

Y, sin embargo, descubrió en medio de su tristeza y dolor un nuevo lema por el cual vivir, uno que le levantaría el ánimo y la pondría de nuevo en el camino de la rehabilitación. fue esto:

Los golpes de la vida nos ayudan a ser mejores

Solo el inicio de algo mas maravilloso.

Kusko Patricia Jara

“Con el tiempo, el concepto de vivir intensamente y enfrentar cada día como si fuera el último se convirtió en uno de mis principios. Nunca sabemos cuándo la vida puede dar un giro repentino”.

La vida me dio una segunda oportunidad, poco a poco pude salir adelante con dedicación, constancia y esfuerzo. Regresé al trabajo que tanto amo. Recuperé mis recuerdos incluso durante los momentos más oscuros. Empecé a despertarme por las mañanas y a creer que sí, que valía la pena.

Al dedicarse a su trabajo e inspirarse en su hija, a quien Patricia describe como "mi impulso, mi motor, mi razón para enfrentar mi difícil rehabilitación", encontró un renovado sentido de propósito y la voluntad de seguir creando.

Ahora, tres años después, Patricia se ha recuperado milagrosamente de su derrame cerebral.

Además de su familia, Patricia expresa un profundo agradecimiento a su comunidad KUSKO por abrir sus puertas y darle la oportunidad de mostrar su arte al mundo. “Kusko ha estado ahí para mí desde el principio, y también durante y después de mi hospitalización. Me ayudaron durante mi recuperación para que siguiera innovando y no dejara de lado lo que habíamos construido juntos.”

Patricia encarna una de las creencias más fundamentales de KUSKO : que el amor está en el centro de todo. Ella lo dice mejor: “Lo que haces con amor siempre se convierte en amor de alguna manera y se expresa como tal. Mis joyas son una expresión de amor transmitida a través del arte utilizando las influencias de la naturaleza que interactúan en un solo diseño”.

Compartir ese artículo en:

Productos seleccionados

Tu carrito está vacío, ir a la tienda